Estudia las probabilidades de póker para arrasar en el casino

Estudia las probabilidades de póker para arrasar en el casino

|

28/08/2019

Calcular las probabilidades en póker es fundamental para dar un paso más allá. Es posible ganar partidas y jugar a un buen nivel sin hacerlo, pero para jugar de forma óptima al juego de cartas más popular necesitarás hacerlo sí o sí. Si quieres saber jugar, o simplemente saber jugar bien no hace falta que nos leas, pero si quieres desarrollar el mejor juego posible, deberás estar muy atento.

A grandes rasgos, calculando las probabilidades en póker Texas holdem sabremos ir más allá del “tengo algo”, “tengo un monstruo” o “tengo un proyecto” y sabremos exactamente qué probabilidades tenemos de ligar la mano que deseamos. Unido a una buena lectura de manos del rival, tendremos la fórmula perfecta para tener la clave de la victoria.

Póker y probabilidades: una explicación práctica

Vamos a ver un caso muy concreto en el cual las probabilidades en el póker Texas Holdem toman vital importancia. Un ejemplo clásico:

  • Tu mano es 8-9 de tréboles
  • La del rival es A-Q de corazones. Por la subida anterior intuyes que tu rival tiene buena mano
  • El flop es 10-A de tréboles y 7 de corazones
  • Tu rival sigue subiendo

Un jugador novato, o cualquier jugador que no tenga en cuenta las probabilidades de póker se tiraría de la mano. Y no lo culparíamos, pues ve que su rival ha ligado algo superior a él. Pero vamos a analizarlo detalladamente. Las J y los 6 te darían una escalera, así como cualquier trébol te haría tener color. Eso significa que hay 17 cartas que te harían disponer de una mano claramente superior, por 47 cartas restantes en el mazo.

Contando que aún quedan dos cartas por salir (y que las remotas combinaciones de dos 8, dos 9 o un 8 y un 9 también te convertirían en ganador) te dan una probabilidad superior al 55% ante tu rival, asumiendo que efectivamente tiene el A. ¿Qué quiere decir eso? Que si tu lectura es correcta estará justificado igualar cualquier apuesta, pues tienes más opciones de ganar que tu rival. (¿Imaginas que la mano de tu rival fuera K-J? ¿O simplemente un farol?). Quien lo hubiera dicho antes de pararse a contar probabilidades de póker Texas Holdem

Las probabilidades en póker no siempre son tan fáciles

El caso que acabamos de ver es muy extremo, que incluso justificaría un all-in en determinados casos o igualar una apuesta muy alta. Pongamos un caso más ajustado. En la misma mano, sale un A que sería su trío en el turn. ¿Qué hacemos? ¿Está todo perdido? ¡En absoluto! Nuestras probabilidades en póker de ganar son de casi un 30%, porqué nos valen las mismas cartas que antes (excluyendo la opción de trío o doble pareja).

El caso es algo más complicado. Pongamos que hay que poner 20 fichas en un bote de 100, estaría más que justificado igualar su apuesta. Nuestras probabilidades son de 2 a 1 (2:1), es decir por cada vez que ganemos habrá dos que no. Paralelamente el bote representa unos odds de 5:1, por lo cual deberíamos ir. Dicho rápidamente, teniendo en cuenta nuestras opciones de victoria y lo que debemos pagar, debemos ir. Diferente sería si, por ejemplo, tuviéramos que pagar 200 fichas para un bote de 300, pues las odds serían de 1,5:1. En este caso, el fold sería una decisión acertada.

Ganancias a largo plazo y el factor psicológico

Aquí es cuando las probabilidades en póker Texas holdem marcan la diferencia en gran medida. La intuición nos llevaría a descartar una mano que aún no ha ligado cuando queda el river por salir y sospechamos que el rival tiene trío de ases. Pero con los números en la mano, la mejor opción sería igualar (siempre en función de la apuesta del rival). No hace falta decir que en buena parte de las ocasiones perderemos, pero a la larga saldremos ganando.

Poniendo que el caso anterior (poner 20 fichas para igualar 100) se repite 3 veces, ganaríamos una de ellas. Habríamos pagado 60, para ganar 100, es decir en dos ocasiones (ficticias) perderíamos 20 (40 en total) sin nada a cambio, pero a largo plazo ganaríamos. Pongamos que se repite 9 veces, pagaríamos 180 para ganar 300, aunque en 6 veces perderíamos a cambio de nada.

Entre muchas otras variables, calcular las probabilidades en póker marca la diferencia entre los jugadores del montón y los buenos. Pero para sacar el máximo partido a este juego avanzado, es importante saber mantener la cabeza fría. No pasa nada por perder alguna mano, no pasa nada por bajar un poco del ‘stack’ inicial, incluso puede que no ganes todos los torneos que juegues. ¡Pero a la larga ganarás si juegas así! En esta línea, los bonos de bienvenida son una arma de doble filo… ¡pero a favor tuyo! Te permitirán tener más margen y a su vez más experiencia de juego.

Archivado en:

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios, personalizar y analizar su navegación, así como para mostrar publicidad en la web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies