Contar tus outs en póker: Tus opciones de ganar

Contar tus outs en póker: Tus opciones de ganar

|

02/07/2020

Si ya estás entrando en estrategias de póker avanzadas, mirando al detalle las probabilidades, empezar a contar tus outs en póker tiene que ser ya una prioridad. ¿Qué son los outs en póker? Las cartas que están por salir que nos harán ganar la mano o bien mejorarla. Es decir, para completar la jugada que estamos buscando.

Contar los outs en póker es determinante, pero no definitivo, por dos motivos. Podemos tener una probabilidad alta de que nos salga la jugada que queremos y que no nos salga, o bien que sea insuficiente. O bien, puede suceder que la jugada que hayamos ligado no sea suficiente para ganar. Un ejemplo sería completar un trío pero que un rival tuviera una mano superior aún. ¡En tus manos estará controlar las distintas variables!

Bono 100€

Ahora que ya estás advertido, vamos con un ejemplo concreto. Si entras en una mano con AK, por ejemplo, tienes 6 outs para pasar de nada a pareja. Es decir, hay seis cartas que te harán tener alguna jugada, aunque aquí va el aviso: puede ser que no salga nada e igualmente ganes por carta alta, o bien que salgan tanto A como K pero sea insuficiente porqué un rival tiene trío. Ahí estarían los límites de contar outs en póker, pero como norma general es muy buena referencia.

Probabilidades y outs en póker

Los outs son la base para contar probabilidades en póker. Para no entretenerse a calcular estas opciones “manualmente” hay algunas tablas que las establecen en función de las cartas que te sirven. Un ejemplo muy claro es el proyecto de color y pareja desde el flop. Ahora mismo, no tienes nada, pero tienes un 36,2% de probabilidades de obtener color o escalera en la primera (Turn) o 59,8% en cualquier momento (incluyendo el river).

O bien si tienes AK y no has ligado en el flop, tienes un 12,8% y 24,1% respectivamente de obtener pareja. Ahora bien, en el primer caso probablemente vayas por detrás, sobretodo si el proyecto es de escalera y color con cartas bajas, y en el segundo puedes ir por delante por carta alta. Ahí está la limitación de contar los outs en póker, que sin tener en cuenta el juego del rival pueden ser un arma de doble filo.

Odds: Tomar decisiones al contar outs

Es de vital importancia saber cuantas cartas te valdrán y qué opciones hay de que te salga, pero más importante es aún saber tomar decisiones a partir de ahí. Por ejemplo, si tenemos 6 outs, tenemos unos pot odds de (casi) 7:1. 6.83 en concreto. Si contamos las dos cartas que están por salir, serían de 3.14:1. ¿Como sacamos este número con outs de póker? Fácil, de 46 cartas desconocidas (incluyendo quemadas y manos de rivales foldeados o no), nos valen 6 pero 38 no.

Pero, ¿como tomamos decisiones? Hay una fórmula en base a una apuesta rival para determinar si nos es rentable (en caso de jugar siempre con el mismo patrón) igualar a largo plazo.

Cantidad a pagar / (Cantidad a pagar + fichas en el bote)

Si hay que pagar 100 en un bote de 400, la fórmula sería así: 100/500, es decir para igualar la apuesta y que nos fuera rentable necesitaríamos más de un 20% de probabilidades. Excluyendo apuestas de continuación o faroles por nuestra parte, creencias de que el rival no tiene nada, ¿qué tipo de mano igualaríamos? Deberíamos exigirnos un mínimo de 5 outs en estas manos de póker si hay 2 cartas por salir o 10 si solo queda una. 

Si quedan dos cartas por salir, deberíamos ir con dos cartas superiores buscando pareja,  o bien con un proyecto de escalera a dos puntas, pero no con escalera interna.

Contar outs en póker no lo es todo

La fórmula mencionada es ideal para evaluar rentabilidad en algunas jugadas de póker concretas, y que nos hace una foto de rentabilidad a largo plazo. De este modo, evita que la intuición nos juegue una mala pasada y tomemos decisiones irracionales. pero… ¿en qué casos no es útil contar los outs de póker? O mejor dicho… ¿qué es lo que no preveen?

  • Apuestas de continuación: No es buena idea esperar siempre la apuesta del rival e ir a remolque de su juego. Muchas veces es buena idea entrar con una apuesta de continuación o directamente farol si interpretamos que el oponente no tiene nada. 
  • Lectura de manos: La fórmula mencionada iguala cartas desconocidas, pero muchas veces podemos leer qué carta tiene un rival. Obviamente no es lo mismo un A en la baraja que en la mano de un oponente. Tanto para el proyecto como para la mano que enfrentaremos. 
  • Momentos puntuales de la partida: Esta fórmula no tiene en cuenta las fichas que nos quedan de margen, por ejemplo. En algunos momentos puede ser interesante apretar más o ser más agresivos. 

Contar outs en póker no es fácil y no es suficiente para asegurarte un buen juego, pero para ser un buen jugador es básico que esté interiorizado. Puedes no tener los números al 100%, pero sí tener siempre una referencia correlacionando apuesta y opciones de ganar. Si quieres empezar a jugar a póker gratis pero con dinero real, los bonos de bienvenida pueden ser una gran alternativa para coger ese rodaje necesario. ¡Mancharse las manos y equivocarse es básico!

Archivado en:

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios, personalizar y analizar su navegación, así como para mostrar publicidad en la web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies