NOTA INFORMATIVA: En aplicación de lo dispuesto en el Real Decreto 958/2020, de comunicaciones comerciales de las actividades de juego, toda alusión a bonos o promociones de bienvenida en los contenidos de este blog dejan de tener validez. Para más información de las promociones disponibles entra en www.sportium.es.
Orden de rondas de póker: ¿Cómo funcionan los turnos?

Orden de rondas de póker: ¿Cómo funcionan los turnos?

|

13/05/2021

El orden de las rondas de apuestas en póker es uno de los quebraderos de cabeza para los jugadores más novatos que aún buscan aprender a jugar a póker. Pero no solo para ellos, pues gran parte de jugadores experimentados aún tienen problemas al recordar el funcionamiento de los turnos del póker. O como mínimo, se han olvidado en alguna ocasión. ¿Quieres saber o recordar cómo funciona?

No solamente se trata de poder explicar bien el juego a las personas novatas, o no perderse y poder actuar rápido en los turnos de póker. Conocer la infraestructura del juego es fundamental para no perderse al jugar y seguir las reglas de forma correcta, pero también para tener las rondas de apuestas de póker en cuenta para poder realizar tu juego de forma correcta y con cálculos precisos.

¿YA CONOCES BIEN TODO ESTO?

Por un lado, los turnos son fundamentales para saber en qué momento te tocará hablar y cuantos jugadores lo harán detrás de ti. No es lo mismo jugar un J-10 desde el ‘dealer’ con muy pocos jugadores por detrás y con buena posición para las siguientes rondas, que hacerlo desde el UTG, justo después de las ciegas. Por otro lado, tener bien claro el orden de las rondas apuestas en póker es fundamental para el cálculo de probabilidades, entre otras cosas.

¿Cuáles son las rondas de apuestas en póker?

Fundamentalmente, el póker tiene 4 rondas de apuestas, siempre y cuanto ningún jugador no se haga antes con el bote. ¿Cuáles son?

  • Preflop: Todos los jugadores hablan en función de su mano, sin conocer aún nada sobre las cartas comunes. También es importante la posición y la actuación de los rivales. Cuando se igualan las apuestas, salen tres cartas.
  • Flop: Es la segunda ronda de apuestas, ya con tres cartas comunes descubiertas. Aún quedarán dos cartas comunes por ver. Si por, ejemplo, tienes proyecto de escalera a dos puntas y color, tienes aún un 50% de probabilidades de ganar con esas dos cartas.
  • Turn: Tercer y penúltima ronda en póker, ya con cuatro cartas descubiertas. Ahora solamente queda una carta por verse con lo cual tus cálculos serán muy diferentes que en el flop. Con el ejemplo anterior, si aún no tienes la carta que buscabas solo tienes un 30% de ganar, con lo cual tu juego deberá cambiar.
  • River: Se destapa la quinta carta, y ya no saldrán más cartas. ¡En esta ronda de apuestas se juega con lo que tienes!

Al finalizar las cuatro rondas de apuestas, tiene lugar el ‘showdown’, cuando todos los jugadores muestran su mano para ver quien se lleva el bote. La gran mayoría de manos de póker no llegan a este momento, pues finalizan al quedarse un jugador solo con su apuesta y llevándose el bote. De ahí la importancia de conocer bien las estrategias de póker, para poder ganar al margen de la suerte.

Turnos de póker: ¿Quién habla antes?

Muy bien, ya hemos visto la infraestructura del juego, vital para jugar con las probabilidades, pero hay un factor igual de determinante, que son los turnos de juego en póker. Y la premisa es clara: siempre hablará último el dealer, o lo que es lo mismo, empezará siempre el primer jugador a la izquierda del botón. En el preflop, empezará siempre el tercero (UTG en mesas de 9), pues ciega pequeña y ciega grande apostarán automáticamente.

Pero eso no significa que los turnos acaben cuando hable el dealer, pues si tras hablar el dealer siguen jugadores en la mano sin igualarla, se empezará otra vez a dar la vuelta en el mismo sentido. Tras el showdown, esto cambia ligeramente, pues si se llegan a enseñar las manos, las mostrará siempre en primer lugar el último en realizar una subida. Los demás, podrán elegir si mostrar sus manos o directamente tirar las cartas (si no ganan).

¿Y qué sentido tiene esto? Si no quieres ser catalogado fácilmente por tus rivales, no querrás que vean tus manos, y si ya sabes que no ganarás, no querrás enseñar lo que has tirado. De hecho, el primer jugador en enseñar las manos puede elegir no mostrar su jugada a cambio de renunciar el bote y a riesgo no ganador, aunque pudiera. Es algo insólito, y que solo se suele ver en faroles clamorosos.

¿Cómo jugar con los ‘timings’ en póker?

Habiendo visto el funcionamiento de los turnos de póker y como funcionan el orden de las apuestas, es fundamental quedarse con unas pequeñas claves:

  • Como más tarde hables, más manos te podrán servir, tanto por la menor probabilidad de encontrar jugadores tras de ti con manos mejores, como por la ventaja posterior al jugarla. Un K-10 difícilmente será la mejor mano si tienes ocho jugadores más, pero podría serlo si quedan solo 3.
  • Cuantas más rondas pasen, tienes menos opciones de ligar un proyecto: Aguantar con una escalera de 4 cartas o 4 cartas del mismo color es buena idea, pero a medida que avanzan las rondas de apuestas, pierdes opciones.
  • ¡Lo mismo para tus oponentes! La consideración del punto anterior vale para tu oponente que buscaba la escalera, si tu ya tienes algo cerrado.

Como has visto, conocer la infraestructura del juego no es solamente cuestión de entender las reglas, se trata de sacarles el máximo partido a nivel de juego. Aunque te suene extraño si estás empezando, seguro que a medida que tu juego avance lo irás viendo.

¿PASAMOS A LA PRÁCTICA?

Archivado en:

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios, personalizar y analizar su navegación, así como para mostrar publicidad en la web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies