Las formas de jugar y ganar a póker según tu personalidad

Las formas de jugar y ganar a póker según tu personalidad

|

05/12/2019

Dicen que se conoce realmente una persona cuando conduce. Esta afirmación puede ser cierta, pero realmente hay muchos otros momentos en los cuales se puede saber cual es realmente el carácter de otro ser humano. Las formas de jugar al póker de nuestros amigos, conocidos o simplemente rivales pueden ser también una muy buena forma de saber cómo es su personalidad.

Evidentemente, hay muchas formas de jugar al póker, así como muchas formas de ganar al póker (o perder). Pero a grandes rasgos, hay cuatro estilos muy marcados y que son frecuentemente aceptados por todo el mundo para etiquetar a las personas que practican estos juegos de cartas. Aunque factores como la calidad, la experiencia o el presupuesto disponible, así como el tipo de torneo o situación de la partida, pueden afectar, estos modos de jugar a póker pueden ser una buena manera de delatar la personalidad de cada jugador.

Bono 100€

No hace falta decir que ocultar tu estilo de jugador de póker te hará más fuerte ante tus rivales, así como saber detectar a tus oponentes les hará más débiles. Esto lo ganarás con la experiencia, y tras partidas, torneos y más partidas y torneos, pero en este artículo encontrarás una clasificación muy precisa. Hay dos factores que se cruzan para definir estos cuatro estilos: la elección de manos (Tight vs Loose) y cómo se juegan las manos (Agresivo o Pasivo).

Los jugadores apretados (Tight)

Los jugadores apretados o (Tight) destacan en su forma de jugar a póker por acceder a relativamente pocas manos. No importa aún como jueguen estas manos una vez decidan entrar, lo importante es que serán muy exigentes. Un Tight-Pasivo es el perfil de jugador conocido como “roca”. Jugará muchas manos y es frecuente ver que cuando entra en acción todos los demás se retiran porqué tiene un gran respeto en la mesa. Ahora bien, el gran problema de este estilo es que se encuentra muy incómodo en manos donde no vayan por delante.

Los apretados-pasivos pueden ser tímidos y con miedo a perder, aunque también tienen como gran virtud su paciencia. La ventaja de este tipo de jugadores es que si tiene una mano mediocre pero esporádicamente la juegan convencidos tendrán un gran respeto en la mesa. Ahora bien, no todo es tan bonito: las pocas veces que juegan los rivales tendrán tendencia retirarse por miedo, con lo cual difícilmente obtendrán grandes botes.

¿Y qué pasa cuando un jugador Tight juega con agresividad las pocas manos que selecciona? Se convierte en un Tight-agresivo, también conocido como “tiburón” en la mesa. El hecho de jugar pocas manos, pero con mucha convicción hará que pocos rivales quieran jugar con ellos. Ganarán botes por ‘fold’ del rival cuando jueguen, pero claro, son jugadores que entrarán en relativamente pocas manos. No es fácil jugar así, y es como juegan buena parte de profesionales del póker. El check-raise es el arma favorita de estos jugadores experimentados. Más que asociarse a una personalidad, se puede asociar a calidad y experiencia.

Formas de jugar a póker sueltas: Loose

Las personas que juegan a póker con un estilo loose o suelto se caracterizan por tener muy poca paciencia. Su listón para elegir las manos con las que entraran en los botes está muy bajo, y con cualquier cosa jugarán. En primera instancia, tenemos a los pasivos sueltos, jugadores que jugarán muchas manos, de forma muy frecuente, pero de forma muy pasiva. Son los jugadores novatos básicamente, aunque se puede extraer que las formas de jugar loose pasivo corresponden a alguien inseguro y a la vez impaciente, que tiende a dudar mucho y con poca decisión. A grandes rasgos, los novatos juegan así.

Aunque son difíciles de prever, porqué pagarán en muchos botes pero de forma muy pasiva, si tienes una mano ganadora, es el momento de sacarles dinero. Les gusta dejar que sean sus rivales quienes arriesguen, pero les suelen premiar igualando. Ahora bien, no trates de asustarles con faroles pequeños, porqué probablemente seguirán en la mano.

Muy difíciles de leer son también los agresivos sueltos. Entrará a muchos botes, como el pasivo suelto, pero esta vez no esperes que lo haga pasando, pues son impacientes, pero no precisamente inseguros. Jugará muchos botes y lo hará de forma agresiva, casi siempre de farol, aprovechándose sobretodo de los jugadores más inseguros. Los buenos jugadores de este estilo saben cuando retirarse, y en este caso pueden obtener ganancias, mientras que los malos durarán lo que tarde en llegar una buena mano en un rival.

¿Cuál es la mejor forma de jugar a póker?

Nada es blanco o negro, y adoptar el estilo que más se adapte a ti es el mejor consejo. Y de hecho, buena parte de tu éxito será que tu estilo no sea fácil de identificar. Más allá de estas consideraciones, en general jugar con convicción las manos es la mejor idea. Por eso mismo, los estilos de jugar a póker se corresponden con la personalidad, pero también con la calidad y la experiencia. A grandes rasgos, un estilo más agresivo será mejor, y generalmente los mejores jugadores son ‘tight agresivos’.

Eso no significa que debas usar este artículo para elegir tu estil y aplicarlo, al contrario, te debe servir para etiquetar a tus rivales sin poder ser tu etiquetado. Lo que debes tratar de evitar sobretodo es ser (y se tachado como) un pasivo suelto. Lo que es seguro es que la mejor forma de poder ver con qué jugadores te interesa compartir manos y como interactuar con ellos para ganar a largo plazo no te lo dará solamente leer artículos. ¿Te permitirá conocer la base? Rotundamente, pero lo mejor es que te manches las manos lo antes posible y empieces a jugar.

Archivado en:

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios, personalizar y analizar su navegación, así como para mostrar publicidad en la web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies